APRENDER DEL PISCO CON LOS QUE MÁS SABEN

La Cooperativa Capel, ofrece a los turistas atractivos recorridos por su planta productiva, además de una visita al primer museo dedicado al pisco en Chile.

En el generoso Valle del Elqui, región de Coquimbo, Chile, se producen las mejores uvas del país, fruto que desde el siglo XVI ha sido utilizado para crear la bebida chilena más emblemática: el pisco.

Un actor fundamental en ese sentido es la Cooperativa Capel, organización, que tiene 79 años, y que nació para agrupar a los productores de este destilado. Hoy, con 1300 socios, su fin sigue siendo el mismo, pero a mayor escala. Las dos modestas plantas que existían en un comienzo, dieron paso a nueve modernas receptoras de uva, alcanzando una capacidad de molienda de 200 millones de kilos al año.

Según las estimaciones, el consumo del pisco chileno alcanzó en 2016 los 1,9 litros per cápita en Chile y las exportaciones sumaron US$ 2,7 millones, equivalentes a 379 mil litros. Aun cuando estas cifras reflejan el importante consumo y penetración de esta bebida en el mercado, los productores quieren ir más allá.

Gran parte de todo lo que se asocia al mundo del pisco, tiene que ver con  la pasión que despierta el tema, siendo el turismo una de las que representa una mayor relevancia, aspecto que en el Centro Turístico Capel, tienen claro. Es así como en 2016 la Cámara Regional de Turismo de Coquimbo y la Asociación de Productores de Pisco, firmaron un acuerdo para trabajar en una ruta que permitiera relevar la bebida tanto en la región como en el mundo entero.

“Nuestro centro debe cumplir, con la misión de educar y difundir todo lo relacionado con el pisco, que ha ido creciendo exponencialmente en su consumo y que se ha optimizado gracias a los avances tecnológicos con los que contamos en nuestras instalaciones”, aseguró Roberto Salinas, Gerente General de Capel.

El Centro Turístico Capel ofrece múltiples tours. El primero es el Capel Tour, el cual se puede realizar en 40 minutos y donde los turistas acceden al Museo del Pisco, el Salón de las Medallas y a la planta productiva, para terminar con una cata de piscos. Un segundo recorrido, llamado Mixología, ofrece además, un taller de coctelería de las marcas Capel y Alto del Carmen, con el fin de conocer la versatilidad de los productos. Por último, se encuentra el  Premium Tour, el cual contempla, además de la visita por el museo, el Salón de las Medallas y el recorrido por la planta,  una cata guiada de seis piscos,  con tabla de maridaje regional y un ritual de la Casa Capel.

“Todos nuestros tours están diseñados para conocer el pasado y acceder a detalles de la historia que hay detrás de una producción que data de muchos años y que guarda secretos que solo son revelados en estos recorridos”, dijo Salinas.

“El pisco es la bebida más emblemática de nuestro país y su historia ha cumplido un rol en la historia de nuestro país y, sobre esa base, consideramos trascendente conocer la trayectoria y elaboración de este producto”, finaliza Roberto Salinas, Gerente General de Capel.